Blogia
expresionesdeintelectuales

LAS SIETE TRADICIONES DE LA COMUNICACIÓN DE CRAIG Y SU APLICACIÓN EN LA TESIS “UN MODELO DE EVALUACION PARA LA MEJORA DEL CURRICULO EN LA FORMACION SACERDOTAL”

LAS SIETE TRADICIONES DE LA COMUNICACIÓN DE CRAIG Y SU APLICACIÓN EN LA TESIS “UN MODELO DE EVALUACION PARA LA MEJORA DEL CURRICULO EN LA FORMACION SACERDOTAL”

Gerardo Otálvarez

Para los aspirantes al sacerdocio, la Iglesia ofrece un proceso de formación en el que van asumiendo un perfil propio según el momento histórico y el contexto social. Dicho proceso de formación se realiza en el seminario, el cual es una casa de formación para jóvenes y adultos que de manera voluntaria y aceptados por las autoridades eclesiásticas de la Iglesia Católica, inician un itinerario de estudios que los conduce al ministerio sacerdotal. Tal itinerario se conoce como el proceso de formación sacerdotal, y consta de dos etapas: la primera, comprende los estudios de filosofía y la segunda, los estudios de teología. En este segundo momento es imperativo recurrir a las normas básicas de la formación sacerdotal en Venezuela publicada por la Conferencia Episcopal Venezolana.

La Conferencia Episcopal Venezolana, (1998) señala: “a los candidatos se les proporcionará una solida preparación filosófica y en las ciencias humanas, que les posibilite un conocimiento serio y “amoroso de la verdad” del hombre, del mundo y de Dios, para que, inmersos en su tiempo sean capaces de evangelizar la cultura” (p.117). La formación se nos presenta plural y abierta, como un derecho y un deber, como un proceso y un resultado. Es de esperar que a mayor información mejores sociedades, colectivos y ciudadanos. UNESCO (1985), Delors, J. (1996), Morin, E. (2000)

La presente investigación articula tres elementos claves: el sacerdocio ministerial, la formación sacerdotal y la evaluación curricular.

Por tradición, magisterio, y por derecho canónico, el sacerdote ejerce un rol, vale decir, cumple con una serie de funciones y cuenta con determinadas atribuciones, y en ese sentido, puede ser comparado analógicamente a cualquier profesional, aunado a esa realidad, el contexto viene marcado por los acelerados cambios culturales y de estilo de vida, lo cual exige preguntarse si son pertinentes los contenidos curriculares vigentes en la formación sacerdotal, si el currículo se corresponde con las exigencias actuales y con la misión del sacerdote.

El Modelo de Evaluación curricular para la mejora de la formación sacerdotal prevé el encuentro dialógico de los entes involucrados en la formación y se sustenta en algunas de las teorías de la comunicación compiladas por Craig según el desarrollo de las dimensiones propias de la formación sacerdotal.

El eje fundamental en este proceso es la tradición fenomenológica en la que la comunicación se concibe como la experiencia del uno y del otro, o de los otros, por medio del diálogo. El estudio de la comunicación se centra en la tradición de la relación del uno con el otro, en las prácticas comunicativas que permiten y sostienen las relaciones humanas.

En relación con el rol que ejerce el sacerdote, de comunicador, de un mensaje actual y asertivo, se recurre a las tradiciones retórica y semiótica en el desarrollo de habilidades y destrezas comunicativas.

Por la influencia que ejerce el sacerdote como líder de una comunidad, como guía y maestro de la sociedad se recurre a la tradición sociopsicológica ya que la interacción mutua afecta las relaciones.

Se considera que desde el punto vista epistemológico, se puede identificar el presente trabajo de investigación con las demás tradiciones, la sociocultural desde el constructo del conocimiento y la interacción social, y con la tradición critica desde la opción personal y preferencial que realiza el sacerdote por el pobre en su ejercicio pastoral.

Referencias Bibliográficas

Conferencia Episcopal Venezolana, Normas básicas para la formación sacerdotal en Venezuela. CEV-OSVEN. Caracas 2000

Delors, J. Formar a los protagonistas del futuro. En revista correo de la Unesco. Abril, 1996.

Morín, Edgar. Introducción al pensamiento complejo. Editorial Gedisa. España., 1995.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Jose R. Quintero A. -

Por un lado, muy interesante el "rol" que se la asigna al sacerdote, destacando su acción como comunicador y en el fomento de las relaciones humana; por oro, la evaluación curricular es fundamental para la mejora en la formación de todas las carreras o estudios a cualquier nivel.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres