Blogia
expresionesdeintelectuales

Competencias comunicativas y relaciones interpersonales: función informativa, reguladora y afectiva.

La comunicación, las interacciones y la educación a distancia

La comunicación, las interacciones  y la  educación a distancia

Marvis Rumbos

Para empezar, en el proceso de comunicación e interacción desarrolladas en contextos virtuales de aprendizaje la construcción de aprendizajes colaborativos en el proceso enseñanza-aprendizaje es importante para producir ambientes cuya característica principal sea la cercanía y cohesión del grupo, así partiendo de las interacciones, se reducen las diferencias geográficas y la distancia personal.

Señala Rumbos (2010) que el profesor debe tener en su formación para la educación a distancia el rol que asume en el acompañamiento al estudiante con la idea de estar a su lado y dedicado exclusivamente a él. El rol de un profesor dedicado exclusivamente a un estudiante  posee las siguientes características:

  • Presta atención exclusiva a este único estudiante.
  • Nunca deja a ese estudiante para atender a otros estudiantes.
  • Aprende las mismas cosas nuevas (conocimientos y habilidades) que el estudiante.
  • Está dispuesto no sólo a ayudar al estudiante cuando éste lo necesite, sino también a aprender de él.

Continua señalando que a través de esta experiencia logra ver “desde adentro” cuán fantástico sería desarrollar con sus estudiantes relaciones similares a ésta y ejercer capacidades similares en sus prácticas docentes. Vemos entonces, que en el proceso de comunicación las TIC ofrecen la ventaja de lograr más en menos tiempo y de brindar un entorno de aprendizaje más comprometido y que responde mejor a las necesidades de los estudiantes, a la vez que presentan menos factores físicos y psicológicos negativos.

Ahora bien, la distancia transaccional y la presencia social son conceptos que han ayudado para entender la naturaleza y el desarrollo de las interacciones, por su importancia e impacto para los profesores y estudiantes en educación a distancia. El adecuado desarrollo de la comunicación y las interacciones genera un clima socioafectivo propicio para el proceso de aprendizaje en torno al aprendizaje mediado por la tecnología para fortalecer las relaciones interpersonales que ayudan a disminuir el sentimiento de soledad de los estudiantes y para ello buscará estrategias para fomentar la comunicación con los otros y así la educación a distancia pueda lograr los objetivos de aprendizaje.

Por último, se debe destacar la importancia del desarrollo de la comunicación motivacional en apoyo a la educación a distancia, en este sentido, conviene contemplar las necesidades afectivas de los estudiantes como un componente integrado, junto a otros componentes más tradicionales. Además, cuando se señala las distintas interacciones que se dan en un contexto virtual y, refiriéndose especialmente a las afectivas virtuales, mencionan que tienen la función de regular y favorecer el hecho de que exista un clima afectivamente positivo en el desarrollo de los intercambios comunicativos y habituales.

 

REFERENCIA:

Rumbos, M. (2010). EDUCACION A DISTANCIA Y LOS PROGRAMAS DE FORMACION DOCENTE EN LAS INSTITUCIONES DE EDUCACION SUPERIOR.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

COMPETENCIAS COMUNICATIVAS Y RELACIONES INTERPERSONALES: FUNCIÓN INFORMATIVA, REGULADORA Y AFECTIVA

NELIDA MENDOZA      

     La comunicación es un proceso de transmisión y recepción de ideas, información y mensajes. En los últimos 150 años, y en especial en las dos últimas décadas, la reducción de los tiempos de transmisión de la información a distancia y de acceso a la información ha supuesto uno de los retos esenciales de nuestra sociedad.

     La comunicación actual entre dos personas es el resultado de múltiples métodos de expresión desarrollados durante siglos. Los gestos, el desarrollo del lenguaje y la necesidad de realizar acciones conjuntas tienen aquí un papel importante. Al mismo tiempo las relaciones interpersonales son contactos profundos o superficiales que existen entre las personas durante la realización de cualquier actividad. Son contactos que tienen los seres humanos como seres sociables con el resto de las personas. Es aprender a interrelacionarse con los demás, respetando su espacio y aceptando a cada uno como es, con sus virtudes y sus defectos; recordando que los derechos terminan cuando comienzan los de los demás. También son aquellas que ayudan a crecer como individuos, respetando la forma de ser de los demás y sin dejar de ser uno mismo.

     Es importante resaltar que la personalidad de cada quien tiene que ver con el proceso de las relaciones humanas. Ahora bien como docentes y profesionales nuestro trabajo debe ser ejecutado con mucha responsabilidad, ya que estamos facultados por la sociedad para ejercer acciones. La familia y la escuela deben estar en este sentido, emprender acciones conjuntas, para que su obra gire en torno a lo colectivo, a lo social, a lo humano (familia, escuela y comunidad) la familia es la primera no sólo en el tiempo, sino también en importancia, por la socio-afectividad elemento básico en el proceso educativo. En la eficiencia los elementos afectivos e insoslayables y decisivos en la eficiencia. En la comunicación significa abordar elementos básicos con la personalidad, que en ninguna medida se encuentran disociados en la actuación y en la vida psíquica del hombre: la esfera afectiva-valorativa de carácter dinámico e inductor y la esfera cognitiva instrumental, de carácter ejecutor.

     La flexibilidad del pensamiento es necesaria para un comportamiento aceptable y democrático en el educador; la distribución de la atención, para poder captar todo tipo de señal que sirva como información en la situación comunicativa y de  observación como fenómeno perceptivo. Según Leontiev (1979), la función informativa se concibe no sólo como transmisión de ideas, conceptos, conocimientos sino que incluye también los intereses, estados de ánimo, sentimientos, actitudes que se producen entre las personas durante la actividad conjunta, la función regulativa de la comunicación destaca la interacción, el intercambio de acciones entre los interlocutores y la influencia que ejerce uno sobre otro en la organización de su actividad conjunta y la función afectiva tiene como concepto central la comprensión mutua, determinando los estados emocionales del hombre en su relación con otros y el nivel de tensión emocional de la comunicación interpersonal. Cabe destacar que debemos estar preparados Psicológicamente para las situaciones inesperadas que se nos presentan. Cada modelo de educación se corresponde con una determinada concepción y práctica de la comunicación. En oposición al antiguo método tradicional expositivo-declarativo de enseñanza, se persigue un modo de encarar la enseñanza más interactiva y flexible, donde el alumno sea sujeto de su propio aprendizaje, y que este vaya propiciando una orientación activa transformadora hacia el conocimiento.

Para (González Rey, 1989), lo que repercuta en otros planos de su vida personal. Un ejemplo de esto lo constituye el proceso de Universalización. El alumno aquí es partícipe y protagonista de su propio proceso de aprendizaje dentro del grupo y se trata no de informar, sino de formar al educando. El educador no es sólo el que enseña y dirige, sino que acompaña al otro, estimula su análisis, su reflexión, y facilita la construcción conjunta del conocimiento, se le denomina “facilitador”. Por su parte el proceso formativo dentro de las universidades es observado y estudiado; y de allí sugerir las posibles modificaciones en los diseños curriculares, que crean convenientes en la preparación de un profesional que realmente esté en sintonía con el entorno y la comunicación. Sin duda las competencias son cada día más fuertes en el campo laboral. Lo que nos hace estar actualizados y preparados al momento de enfrentar situaciones inesperadas dentro de las instituciones. Las relaciones humanas que trasmiten y fomentan  los sistemas educativos no están en sintonía  con los requerimientos de los mercados y menos aún en las instituciones públicas. Existen programas que son aplicados en las organizaciones privadas para capacitar al personal y de esa forma sacar el óptimo rendimiento al recurso humano “más preparación-más producción.

     Los pueblos de América Latina requieren de respuestas urgentes de sus sistemas educativos para acortar las grandes distancias que los separan de los países desarrollados. En este sentido es inaplazable el establecimiento de políticas gubernamentales orientadas a un aumento sostenido de la cobertura escolar. Esfuerzos que incluyan el incremento del presupuesto asignado a la educación pública, así como extender jornadas o materias obligatorias en la aplicabilidad de unas buenas relaciones humanas y comunicativas en todas las universidades y carreras. De esa manera pudieras dentro de algunos años venideros ver fortalecida tanto la buena comunicación como las buenas relaciones humanas, tanto en las instituciones e organizaciones como en todo el país; y porque no dar ejemplos de prosperidad y progreso a nivel mundial.  

 

 

Correo electrónico nelida_mendoza_67hotmail.com

Las Competencias Comunicativas en los Docentes

Las Competencias Comunicativas en los Docentes

    Por:Nelson Brizuela

En la sociedad del conocimiento, los docentes se deben convertir en profesionales eficientes y eficaces en la praxis educativa, de manera que logren calidad y excelencia; siendo la comunicación, uno de los elementos que forma parte del trabajo pedagógico, cristalizado por medio de competencias comunicativas que permitan el establecimiento de relaciones interpersonales en la escuela. En este sentido, la enseñanza se convierte en una actividad de reflexión-acción-reflexión, donde necesariamente se construyen conocimientos que son organizados por el educador, a través de vínculos comunicativos establecidos entre los actores, es decir, por medio de  una subjetividad entre el mediador y el estudiante.

    De allí, que cada acto comunicativo concreto está caracterizado por una conjunción de coordenadas que lo hacen único e irrepetible: se produce entre individuos concretos, en un espacio y en circunstancias particulares. En referencia a ello, Tejera (2008), señala que la comunicación “es un proceso activo de interacción que implica la influencia mutua entre los participantes de acuerdo al intercambio de información, estados emocionales y comportamientos que estén implicados en la situación comunicativa” (p. 19); es decir, que tiene un carácter procesal, asociado a cualquier fenómeno que presenta una continua modificación a través del tiempo a partir de la interacción de los elementos que lo conforman.

    Sin lugar a dudas, que las relaciones personales en este entramado, juega un papel relevante, por cuanto tiene como sustento la comunicación, la cual se cumple por medio de funciones informativas, reguladoras y afectivas, que en conjunto conforman las competencias comunicativas, demostradas a través de comportamientos socio afectivos, habilidades cognoscitivas, psicológicas, sensoriales y motoras que permiten llevar a cabo adecuadamente el rol de docente.

  Referencia

Tejera C., J. F. (2008). Relaciones entre Comunicación y Educación para la Formación de Habilidades Comunicativas. Contribuciones a las Ciencias Sociales Málaga: Eumed.net.

SABER ESCUCHAR Y LA INTERVENCIÓN OPORTUNA

SABER ESCUCHAR Y LA INTERVENCIÓN OPORTUNA

 POR: HERDER A. PUERTA

Existen una gran cantidad de  conflictos por resolver y necesidades  por mejorar que algunas personas no han podido abordar y superar debido a la deficiente utilización del dialogo, mal empleo del lenguaje, donde muchas personas confunden la forma de comunicarse por falta de habilidades desconocimiento de lo que hablan escuchan y con una  poca actitud positiva.

Escuchar es una actitud difícil porque exige olvidarse de uno mismo convirtiéndose en un acto de humildad dándole el protagonismo al otro y pasando uno a un modesto segundo plano, el hecho de tener esa capacidad coloca a la persona que sabe escuchar en un primer orden en cuanto a las habilidades de la inteligencia emocional,

 El saber escuchar es más importante que saber hablar, dada esta jerarquización el emisor debe esperar el momento preciso para hacerlo con un buen tono de voz, articulación,  empático, asertivo y controlado en cuanto a sus emociones.  

Es por eso que la calidad de nuestras relaciones interpersonales depende de que sepamos escuchar a los demás, en nuestros hogares o lugar de trabajo aún la mayoría de nosotros no manejamos buenas habilidades de comunicación en nuestra familia de origen.

De hecho un gran numero de personas, nunca hemos seguido ningún aprendizaje formal en el arte de la comunicación. Y en todo lo que respecta, saber escuchar es la clave. Afortunadamente todos podemos aprender esta habilidad. Es por ello que debemos educar a las futuras generaciones en habilidades como la empatía, resolución de conflictos interpersonales, el manejo de sus sentimientos y emociones, el control de la ansiedad, la toma de perspectiva y estrategias comunicativas, ya que les estaremos preparando para el éxito, entendido éste como un elemento que contribuye a una mayor calidad de vida tratando de lograr la excelencia con la puesta en práctica.  

COMPETENCIAS COMUNICATIVAS Y RELACIONES INTERPERSONALES

Por: Luis Luna

El gran desafío por el que atraviesa las competencias comunicativas de este tiempo, está signado por las posibilidades ilimitadas del ser humano de conocimientos, hábitos y habilidades que intervienen en la actuación personal en situaciones de comunicación. Resulta imprescindible encarar el problema a partir de un enfoque personológico. El hombre interviene y se expresa en la relación interpersonal como personalidad y por tanto, en su actuación en contextos comunicativos, intervienen tanto los elementos que permiten una ejecución pertinente desde el punto de vista cognitivo instrumental (sus conocimientos, habilidades, entre otros), como aquellos que se refieren a la esfera motivacional-afectiva, tales como sus necesidades y motivos, sus propósitos y expectativas, sus vivencias.

Ante tales retos, es imperativo que las relaciones interpersonales  como interacción reciproca entre dos o más personas deben ser repensadas desde diferentes perspectivas más horizontales y desestructuradas, producto de las exigencias de las relaciones sociales, las cuales se encuentran reguladas por leyes de la interacción social.  Las relaciones interpersonales son una oportunidad para que el ser humano se acerque a otras experiencias y valores, así como para ampliar sus conocimientos.

En este sentido, la importancia cada vez más creciente de las relaciones interpersonales donde interviene la comunicación vista según Balza (2006) “como la transferencia de información a través de mensajes, entendidos éstos como sustancias que han recibido una forma material perceptible por los sentidos y que se transforman en señales” (p. 90) como factor determinante de los grandes cambios y transformaciones que hoy ocurren en la capacidad de las personas para obtener información sobre su entorno desde su función reguladora, afectiva  e informativa, valorando los intereses personales en el desarrollo de su interconexión con el mundo que le rodea.

De modo tal, que la libertad del proceso comunicativo remite al ser humano a principios que los coloca ante la posibilidad de desarrollar libremente una compleja y desafiante relación con la realidad, al permitirles internalizar las experiencias que se desprenden de tales relaciones.  En este contexto, el proceso comunicativo se desarrolla a través de diversos principios que le permiten aprehender la realidad, a partir del intercambio de diversos mensajes por diferentes canales, cuando se distingue  aspectos de contenido y relaciones, además cuando una interacción está condicionada por las secuencias comunicacionales entre los participantes, finalmente, para asegurar que dicho proceso induce a la comprensión de la realidad propia del sujeto.

Toda esta interesante discusión, permite precisar que el proceso comunicativo está asociado a una serie de habilidades tanto comunicativas como asertivas, que inducen al hombre a una nueva dimensión del contenido social de las relaciones interpersonales, no solo para construir explicaciones acerca de la realidad, sino como instrumento para orientar su propio camino, estas interacciones amplían la dinámica comunicacional del mundo actual, propiciando procesos de comunicación que se concreten en la interactuación directa e indirecta, multidimensional y multidireccional de sus actores para poder promover el desarrollo del pensamiento.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Liderazgo: competencia comunicativa para el desarrollo de tesis doctorales

Por José Vicente Rojas Bermúdez.

El término liderazgo ha sido muy discutido por la magnitud de su rango de acción y en la actualidad existen muchas definiciones al respecto. En relación con el desarrollo de la tesis doctoral, el liderazgo del investigador juega un papel preponderante para el éxito. En este mismo orden, a continuación se presenta una opinión personal:  

Contextualizando el término liderazgo dentro del tema abordado, el liderazgo se considera una capacidad y un proceso. Una capacidad innata o adquirible, de motivar a un colectivo para cambiar el estado de las cosas; y un proceso, mediante el cual se motiva, enseña y guía al colectivo mencionado para transformar una determinada realidad.

A partir de lo señalado, se pueden extraer dos aspectos significativos que deben estar efectivamente interrelacionados al hablar de liderazgo, el primero relacionado con la capacidad y habilidad para influir en el colectivo y por el otro, las acciones que se ejerzan para poner en práctica dichas capacidades y habilidades. En tal sentido, se reconoce la importancia que representa la comunicación multidireccional en el liderazgo.

Con base en lo mencionado anteriormente, el liderazgo es una competencia comunicativa valiosa para recopilar, interpretar, generar y transmitir conocimiento, estadios estos necesarios para el desarrollo de las tesis doctorales. El valor mencionado anteriormente aumenta partiendo de la complejidad social de los diferentes ambientes de investigación.

En el mismo sentido, el tesista doctoral debe abordar las unidades de estudio y las personas que se encuentran en los ambientes de investigación de una manera óptima, lo cual implica un conjunto de habilidades, conocimientos, actitudes y valores relacionados con el liderazgo. En este orden, se reconoce que no existe un tipo de liderazgo específico que de buenos resultados en todas las situaciones o circunstancias, ni durante todas las fases del desarrollo de la tesis, por el contrario, el liderazgo asumido durante el desarrollo de la tesis doctoral debe estar condicionado por las características particulares del contexto y del enfoque asumido.

Como conclusiones se tiene que el liderazgo es circunstancial, por lo que resulta insostenible establecer un estilo de liderazgo predeterminado para el desarrollo de las tesis doctorales, sin embargo, se puede definir un modelo situacional que sustente la adopción adecuada de un estilo particular de liderazgo durante los estadios del desarrollo de la tesis doctoral según las circunstancias. 

 

COMPETENCIAS COMUNICATIVAS Y RELACIONES INTERPERSONALES: FUNCIÓN INFORMATIVA, REGULADORA Y AFECTIVA.

 El éxito que obtiene el ser humano depende en gran medida de su forma de relacionarse con las demás personas, siendo la base de las relaciones interpersonales “la comunicación”.

 De hecho la comunicación es un proceso activo, donde interactúan dos o más personas influyendo una en la otra ya que  lo que una expresa depende de lo expresado por la otra,  para que  la comunicación garantice la estabilidad emocional de los participantes debe cumplir con las siguientes funciones que son:  informativa, reguladora y afectiva.

Por lo tanto función informativa facilita la transmisión de informaciones de importancia vital que interesan a los implicados en el acto comunicativo,  retroalimentando  el caudal de experiencias culturales, históricas, sociales, entre otras, sin otra intención que no sea informar, lo cual no hace menos significativo el acto de comunicativo.

En concordancia la función reguladora facilita el control y la regulación de lo que se pretende comunicar.

En cuanto a la función afectiva, permite la transmisión de sentimientos y emociones que garantizan la estabilidad emocional vinculándose con el aspecto  afectivo y vivencial de los miembros participantes, para el logro de una buena comunicación afectiva se debe tener en cuenta la necesidad de la comunicarse, valorar el proceso de comunicación como un acto sano en el cual además de hablarse existe la influencia de las miradas, caricias abrazos, olores, silencio.

Es importante destacar que comunicarse con otros, hay que compartir previamente los valores de lo que la otra persona cree su realidad, y lo que esta realidad representa para ella, todo comunicador debería tener en cuenta el respeto a la personalidad, individualidad y reconocimiento de los derechos, sobre todo, el de ser distinto y opinar diferente respeto a las opiniones de los demás recordando que existe una verdad que es relativa y a través de la comunicación se puede lograr la construcción de una verdad que llene las expectativas de las personas que intervienen en el proceso comunicativo.

Por esta razón en el intercambio comunicativo, interviene el lenguaje verbal, los gestos; de las expresiones de la boca y de los ojos (facial); los movimientos de las manos; la postura; la mímica corporal, y el lenguaje tonal, referente al tono de voz empleado. Todas estas formas del lenguaje, capaces de sustituir el lenguaje oral, reflejan reacciones emocionales y ofrecen una información adicional de interés enorme y, por lo general, son indicador de la activación emocional del individuo. La comunicación gestual, el contacto piel a piel son a veces más necesarios que la propia palabra.

En tal sentido es relevante el papel que desempeñan  los sentidos en la percepción que el individuo tiene de la realidad o el mundo y en muchos casos esa percepción es distorsionada por quien la percibe,  influyendo considerablemente las creencias y los estilos predominantes en la persona que pueden son visuales, auditivos y kinestésicos y no todo el tiempo coinciden personas que tienen preponderancia a usar un mismo estilo creando barreras en su comunicación ya que el visual necesita mantenerse un tanto alejado del otro individuo para verlo y la persona kinestésica buscará acercarse para mantener contacto (tocar) con el otro individuo y utilizaran expresiones que son característica del estilo dominante.

Ante lo expuesto se concluye que la comunicación es un proceso complejo que constituye la piedra angular de toda actividad del profesional y especialmente del doctorando,  resulta relevante el papel del “ser comunicativo”  como me­dio de influir en la conducta de otros, por estar el len­guaje “ ligado al pensamiento”, constituye su envoltura material y lo mediatiza esto implica que desarrollar el lenguaje es contribuir al de­sarrollo del pensamiento; todo lo que se haga para mejorar el lenguaje redundará en beneficio del proceso de comunicación ya que en  algunas ocasiones el mensaje que desea expresar el emisor no es recibido de forma correcta por el receptor se amerita la constante  preparación estudiando diversos temas, enfoques o teorías que le faciliten el éxito en la comunicación entre estas se encuentra la Programación Neurolingüística, inteligencia emocional, comunicación asertiva y escucha activa, aspectos importantes que debe desarrollar todo aspirante a realizar su tesis doctoral.

Referencias Bibliográficas

http://www.monografias.com/trabajos58/familia-salud-aprendizaje/familia-salud-aprendizaje.shtml

DESARROLLO DE COMPETENCIAS COMUNICATIVAS PARA LA FORMACIÓN DE INVESTIGADORES EN LOS PROGRAMAS DOCTORALES

DESARROLLO DE COMPETENCIAS COMUNICATIVAS PARA LA FORMACIÓN DE INVESTIGADORES EN LOS PROGRAMAS DOCTORALES

Por: Karlin Fergusson.

La comunicación es una palabra de uso común, es la única manera de interactuar e intercambiar información con otros agentes; aunque la realicemos a diario implica un proceso más complejo de lo que nosotros mismos creemos.

 El hecho de transmitir códigos a través de diferentes medios no siempre implica una comunicación eficiente, es decir, se puede lograr la transferencia de información utilizando más recursos de los necesarios. Por ejemplo: un profesor que no sepa explicar sus ideas de forma coherente puede emplear un largo período de tiempo exponiendo a sus estudiantes un contenido determinado; bien lo decía Miguel de Cervantes “las sentencias cortas se derivan de una gran experiencia”.

 En este sentido, el desarrollo de competencias comunicativas como las habilidades de recibir, interpretar y producir mensajes de diferentes tipos nos acercan cada vez más a la eficiencia, y mejoran significativamente nuestras relaciones interpersonales al otorgarle verdadera importancia a la bidireccionalidad de la comunicación (no se puede producir sin antes haber recibido). Las competencias comunicativas definen también la pertinencia y utilidad de una investigación, de esta manera, si no podemos percibir ni entender lo que demanda la sociedad difícilmente podremos hacer planteamientos útiles.

Partiendo de esto, es importante que los programas doctorales - siendo los estudios de especialización de mayor profundidad- consideren las competencias comunicativas como una prioridad en la formación de investigadores; de científicos útiles a la sociedad consistentes con el nivel académico que aspiran.

En este orden de ideas, uno de los principales objetivos del doctorado como programa académico debe ser formar individuos con habilidades para recibir e interpretar mensajes que le permitan identificar situaciones que se presentan en su entorno y brindarles las herramientas para producir y transmitir respuestas que contribuyan con el incremento de la calidad de vida de quienes lo rodean, este será, en definitiva un investigador valioso.

Artículo relacionado:

 Fortalecer la investigación en doctorados en formación en educación, así se construye Nación. http://www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/article-241107.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres